En un estudio individual se disfruta de la máxima independencia dentro de la residencia, lo que te permite organizar tu día a día y estudiar en la habitación como tú decidas en cada momento. Un espacio diáfano completamente amueblado y que consta de un dormitorio con dos camas, una amplia sala de estar con sofá cama, cocina y baño.