El estudio individual es la mejor opción si te gusta la privacidad y tranquilidad. Además podrás disponer de tu propia cocina, totalmente equipada y en un espacio más amplio que el de las habitaciones individuales. Un espacio solo para ti, en un estudio, con baño, cocina y completamente amueblado.