Invita a tus amigos.

Tus amigos pueden venir a verte cuando quieras. Pueden compartir las zonas comunes de la residencia,
participar en ciertas actividades o quedarse a dormir alguna noche.

 

Por razones de seguridad debéis cumplir la política de visitas que indique tu residencia.

 

Consulta en la recepción de tu centro y el reglamento de régimen interior.